Durante muchos años, se ha cuestionado la efectividad de la vacuna en contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), asociado con el cáncer de cuello uterino, pues cientos de mujeres han declarado haber sido afectadas gravemente en su salud después de haber recibido la primera dosis.

Tal es el caso de Juliana Vera Ruíz y Maria Paula Triana, dos jóvenes colombianas que se aplicaron la vacuna contra este virus y ahora tienen graves problemas de salud.

Juliana Vera Ruíz señala que se le caía el pelo en cantidades extremas y tenía visión borrosa.

Ambas aseguran que luego deponerse la vacuna, perdieron la movilidad de sus piernas y hasta 10 enfermedades simultáneas han desarrollado, de las cuales, la mayoría atacan sus sistemas inmunológicos.

Maria Paula confesó que su cumpleaños número 15, lo pasó en silla de ruedas, sin poder moverse ni hablar.

«Tengo un montón de enfermedades y ninguna tiene cura, y lo que me sirve para mejorar una, me afecta a la otra», platicó.

Mira también: Tener VPH e inhalar sustancias tóxicas puede causar cáncer de nariz

Por si fuera poco, Claudia Ruíz Vásquez, mamá de Juliana, declaró que los doctores no les advirtieron sobre los efectos secundarios que traía consigo esta vacuna y con lágrimas en los ojos externó que el poco dinero que tiene es para los tratamientos de su hija.

En Colombia, han sido registrados más de 854 casos de menores previamente sanas y ahora con efectos adversos a la vacuna, incluso algunas han muerto.

Aunque muchos médicos no asocian estas enfermedades con la vacuna sino con una condición llamada psicógena masiva, es decir, cuando las personas de un grupo comienzan a sentirse enfermas al mismo tiempo, aunque no exista una razón física o ambiental para provocarlo, de acuerdo con el sitio Familydoctor.org.

Mira también: Contagian a dos personas con VIH por hacerse «facial vampiro»

Por otro lado, la doctora Gilma Marimón, destacó que antes de dar por hecho que la vacuna tuvo efectos secundarios en una persona, se debe conocer su historial médico, problemas psiquiátricos y crónicos.

 Asimismo, puntualizó que las vacunas son estudiadas por años antes de salir al mercado y son 100% seguras para las mujeres.

«Ninguna de las investigaciones que se han realizado desde que se creó la vacuna, en 2006, ha encontrado relación entre la vacuna y el desarrollo de problemas neurológicos ni crónicos», comentó.

«Todos los cuerpos humanos son diferentes y reaccionan diferente ante cualquier medicamento. Todo puede tener un efecto secundario, pero debemos basarnos en los estudios e investigaciones», finalizó.

El Virus de Papiloma Humano es la infección de transmisión sexual más común en el mundo y aunque no existen síntomas como tal, existen más de 200 tipos. Aunque algunos son peligrosos y pueden llegar a desarrollar cáncer en los genitales, de garganta y boca.

Se recomienda que las mujeres acudan al ginecólogo al menos una vez al mes para descartar cualquier anomalía en su organismo.

Video relacionado: La lucha de Lorena Meritano contra el cáncer: 10 cirugías y 16 quimios