Estados Unidos.- El Centro para el Control y Prevención de enfermedades en los Estados Unidos adelantó que el brote de la bacteria conocida como “E. coli 0103”, registrado al menos 10 estados de la Unión Americana, podría ser derivado del consumo de carne molida.

Hasta el momento  son 156 personas que se han infectado con la
cepa de la bacteria, 20 han sido hospitalizadas, y no se ha reportado ninguna víctima,
además en ningún caso se han presentado insuficiencia renal ni otros problemas
graves.

En información preliminar sobre la epidemia, el centro ha señalado que la carne molida podría ser la fuente del brote,e pero las autoridades sanitarias todavía no han confirmado el dato, la pista principal  que se ha seguido es que varias de las personas afectadas explicaron que habían ingerido ese alimento en sus casas o en restaurantes antes de caer enfermos.

Hasta ahora, ningún proveedor, distribuidor o marca de carne molida ha sido identificada,  sin embargo, con motivos de la investigación, la empresa K2D Foods, que distribuye carne molida en los estados de Colorado y Georgia, retiró este martes unos 51 mil 500 kilos de carne molida  que podría estar contaminada para su análisis, anunció el Servicio de Seguridad e Inspección del Departamento de agricultura estadounidense.

Sin embargo, y por el momento, el CDC no recomienda que los
consumidores eviten comer carne molida, pero si pidió a
los consumidores privados cocinen y manejen la carne molida con mucha
precaución. Tampoco recomendaron
que dejaran de venderla ni de servirla en restaurantes ni tiendas.

La investigación comenzó el 28 de marzo pasado, en un principio, fueron reportados unos 65 casos en el primero y unos 33 en Georgia. Poco tiempo después, Tennessee reportó unos 41 casos de infección.

Los otros
estados donde se han reportado casos son Florida, Missisipi y Virginia,
también en el sureste de Estados Unidos, y en entidades más alejadas como Illinois, Indiana, Minnesota y Ohio,
en las zonas conocidas como “Medio Oeste” y el “Cinturón
oxidado” del país norteamericano.

La gente que se ha reportado infectada
por la bacteria van desde el año
de vida hasta los 83 años, con una media de edad de 19. La mitad de los
casos son mujeres. Apenas el 16 por ciento de los enfermos han sido internados.

El CDC asegura que los casos tardaron en ser reportados porque usualmente la enfermedad se manifiesta unos tres o cuatro días después de consumir el alimento infectado. Los síntomas incluyen dolor de estómago severo, diarrea, usualmente mezclada con sangre, y vómito, que suele durar entre cinco y siete días.

“E.coli” es
una familia amplia de bacterias que pueden encontrarse en el medioambiente, en
la comida y los intestinos de las personas y animales.