Un equipo de sus científicos identificó una nueva cepa del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el sida, llamado VIH-1 Grupo M, subtipo L.

La científica Mary Rodgers pasa sus días rastreando «asesinos»: virus evasivos y constantemente mutantes que viajan por el mundo y son responsables de enfermedades y muertes en millones de personas. 

El miércoles, en un el Journal of Acquired Immune Defficiency Syndromes (JAIDS), Rodgers y su equipo en Laboratorios Abbott en Illinois, junto con los coautores de la Universidad de Missouri, anunciaron su descubrimiento del primer nuevo subtipo del virus del VIH identificado desde 2000.

También: LOGRAN ELIMINAR EL VIH DEL GENOMA EN RATONES

Nueva cepa identificada

La cepa recién descubierta, llamada VIH-1 Grupo M, subtipo L, se recolectó por primera vez en la década de 1980 en la República Democrática del Congo, pero solo había dos muestras que podían examinarse mediante secuenciación genética. 

Por su parte, los investigadores de Abbott tomaron nota, pero no pudieron avanzar hacia la identificación positiva de una nueva forma del virus: se necesitaba una tercera muestra para confirmar el descubrimiento, informó Abbott.

En 2001, se recolectó una muestra que parecía ser similar, pero no se pudo secuenciar por completo. «No pudimos sintetizar el virus», dijo Rodgers. «La cantidad en la muestra era demasiado pequeña».

Imagen: Getty

Asimismo, los investigadores de Abbott mantienen una biblioteca de virus con más de 78 mil muestras, y la información sobre la nueva cepa potencial de VIH se mantuvo esencialmente como parte de ese archivo hasta 2018. 

«Siempre nos preguntamos si habría otro subtipo», dice Rodgers, «y siempre pensamos que podría haber otro por ahí si seguíamos buscando lo suficiente «.

El subtipo L se confirmó como una variante del grupo M de virus VIH, responsables de la pandemia del sida.

Aunque los investigadores aún no saben cómo el nuevo subtipo puede afectar el cuerpo de manera diferente, la expectativa es que se comporte de la misma manera que otras cepas del grupo M. 

El descubrimiento es importante porque combatir un virus como el VIH requiere conocer a tu enemigo. 

También lee: ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE VIH Y SIDA?

«El escenario más peligroso»

Los tratamientos actuales para el VIH, que pueden reducir la carga viral y prevenir enfermedades, son efectivos contra las variantes del virus del VIH, incluido el nuevo subtipo, lo que significa que una nueva cepa no es una nueva crisis de salud pública. Pero sin la identificación de la cepa, los médicos no pueden analizarla.

«El escenario más peligroso, es que alguien va al médico y me dice que me haga una prueba de VIH, y la prueba no lo detecta», expresó el investigador de Sida, Thomas Hope, profesor de biología celular y del desarrollo en la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad Northwestern.

Por su parte, Rodgers agregó, «la principal preocupación es que el VIH podría evolucionar en la medida en que las pruebas no funcionaran».

Finalmente, la científica expresó que su investigación será compartida con laboratorios especializados para avanzar en la ciencia del VIH.

Enjambre de virus de inmunodeficiencia humana. Getty
También: VIRUS LETALES