En pleno siglo XXI tal vez el título de esta nota sea una de las preguntas más difíciles de contestar. Existen muchas clases de drogas que resultan altamente peligrosas; sin embargo, un estudio logró definir a las cinco más adictivas.

La lista, realizada por el medio independiente The Conversation, se basó en el estudio realizado en 2007 por David Nutt. Medios como El País y CNN han difundido estos resultados en sus plataformas web.

La clasificación, según los expertos, fue realizada en base a varios factores como: daño a quien lo consume, precio, grado en que la sustancia activa la dopamina —neurotransmisor—, placer que produce la droga, entre otros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también señala que la dependencia de sustancias es multifactorial. En ese caso también influyen factores biológicos y genéticos, psicosociales, culturales y ambientales. Además menciona que “las sustancias psicoactivas interfieren en el funcionamiento cerebral normal alterando el almacenamiento, la liberación y la eliminación de los neurotransmisores”.

Estas son solo algunos rasgos que caracterizan a estas drogas, y que pueden ayudar a entender por qué las cinco que se mencionarán a continuación son las más adictivas.

5. Alcohol

Conocida también como una droga social por estar presente en reuniones, fiestas y cualquier tipo de compromisos. El alcohol ocupa el lugar número cinco.

Según David Nutt y sus colegas, “en una escala de 3, los expertos clasificaron el alcohol como 1,9”. Esto se debe a que los experimentos mostraron el aumentó en los niveles de dopamina de un 40 a un 360 por ciento.

Cada año se producen 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,9 por ciento de todas las defunciones, según datos de la OMS.

4. Tranquilizantes

Los medicamentos utilizados para combatir la ansiedad o inducir el sueño, que contengan barbitúricos, están en el puesto número cuatro.

The Conversation señala que estos “interfieren con la señalización química en el cerebro, cuyo efecto es cerrar varias regiones del cerebro. En dosis bajas, los barbitúricos causan euforia, pero en dosis más altas pueden ser letales porque suprimen la respiración”.

En un artículo publicado por la BBC se menciona el uso inadecuado o la automedicación como una de las causas para desarrollar esta adicción.

3. Nicotina

El peligro que se esconde tras la nicotina, principal sustancia adictiva en los cigarrillos, la coloca en tercer lugar.

La OMS indica que el tabaco mata cada año a más de 7 millones de personas, de las que más de 6 millones son consumidores del producto y alrededor de 890 mil son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno.

En los adultos esto causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios. Entre los niños pequeños, el humo del cigarrillo pude resultar en una muerte súbita.

2. Cocaína

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) estima que unos 205 millones de personas consumen algún tipo de sustancia ilícita. Entre las más común está la cocaína.

Según lo mencionado por The Conversation, esta droga interfiere directamente con el proceso de transmisión de dopamina de una neurona a otra. Además se estima que entre 14 y 20 millones de personas en todo el mundo usan cocaína.

1. Heroína

El primer puesto se lo lleva la heroína. CNN señala los resultados obtenidos por Nutt, donde se muestra a esta droga con una puntuación de 3/3 en la tabla de adicciones.

La heroína puede producir una intensa euforia inicial, unida a una sensación de calidez y relajación. Con frecuencia, también hace olvidar el malestar emocional o físico, el dolor y la ansiedad. Además siempre que se consume, se corre el riesgo de una sobredosis, la cual puede ocasionar un estado de coma y la muerte, puntualiza la Organización Mundial de la Salud.