México.- El colesterol es una sutancia parecida a la grasas que se encuentra en las células humanas, este es indispensable para realizar ciertas funciones, pero cuando este es excesivo puede causar complicaciones de salud. 

El colesterol es indispensable para la producción de vitamina D y hormonas, además de otras sustancias necesarias para la digestión de los alimentos. El cuerpo suele producir todo el colesterol que necesita, pero cuando además se consumen alimentos que lo producen, este se puede acumular en las arterias. 

El colesterol se encuentra en más grandes cantidades en alimentos como yemas de huevo, carne y queso y otros de origen animal. 

El colesterol en las arterias, combinado con otras sustancias puede producir placa, esta se pega en los vasos sanguíneos ocasionando la arterosclerosis que a su vez puede causar enfermedad de las aterias coronarias. 

Tipos de colesterol: 

Colesterol bueno (HDL): En ocasiones se le llama colesterol “bueno” porque transporta el colesterol de otras partes de su cuerpo de vuelta al hígado. Su hígado luego elimina el colesterol de su cuerpo

Colesterol malo (LD). significa lipoproteínas de baja densidad en inglés. A veces se le llama colesterol “malo” porque un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de placa en las arterias

Lipoproteína de muy baja densidad (VLDL en inglés). Algunos también la califican como colesterol “malo” porque contribuye a la acumulación de placa en las arterias. 

Los malos estilos de vida ocasionan el aumento de colesterol en la sangre, como:

  • Los hábitos poco saludables, como comer muchas grasas dañinas. Un tipo, la grasa saturada, se encuentra en algunas carnes, productos lácteos, chocolate, productos horneados y alimentos procesados y fritos. Otro tipo, la grasa trans, se encuentra en algunos alimentos fritos y procesados. Comer estas grasas puede elevar su colesterol malo (LDL)
  • Falta de actividad física, con mucho sedentarismo y poco ejercicio. Esto reduce el colesterol bueno (HDL).
  • Fumar, lo que reduce el colesterol bueno (HDL), especialmente en las mujeres. También aumenta su colesterol malo (LDL)

Por ello el cambio en estos puede revertir significativamente la presencia de esta sustancia en la sangre, entre las recomendaciones se encuentran: 

  • Hacer ejercicio
  • Comer mas saludable

Sin embargo, puede que se requieran algunos medicamentos en caso de que los cambios en estilo de vida no funcionen. El médico será quien determine el tratamiento dependiendo de la edad y el riesgo del paciente con colesterol.