En América Latina más del 50 % de las personas con epilepsia no reciben atención médica y los cuatro medicamentos esenciales para tratar la enfermedad están disponibles en servicios especializados y no en la mayoría de los centros de atención primaria, según un estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). De acuerdo al informe presentado esta semana por el organismo, más de la mitad de los cinco millones de pacientes que sufren epilepsia en América Latina y El Caribe no reciben ningún tipo de atención médica.

La asesora regional en salud mental de la OPS, Claudina Cayetano, destacó que las personas que no reciben tratamiento “sufren crisis de forma recurrente, algo que puede afectar sus estudios, su trabajo y su calidad de vida, así como la de sus seres queridos”. Agregó que hasta el 70 % de los afectados pueden tener una vida “plena y activa” si reciben “un diagnóstico oportuno, tratamiento adecuado, dieta saludable y minimizando las situaciones de estrés”.

El tratamiento de la enfermedad requiere de cuatro medicamentos antiepilépticos esenciales que se encuentran disponibles en la mayoría de los países de América Latina y El Caribe, pero únicamente en servicios especializados y no en la mayoría de los centros de atención primaria, reveló.

La OPS consideró que proveer antiepilépticos a estas dependencias sanitarias representa “una medida crucial, muy efectiva y de bajo costo”, ya que en la mayoría de los casos las crisis epilépticas se pueden controlar “con solo uno de los fármacos básicos”. La publicación detalló recomendaciones para implementar estrategias de prevención de la epilepsia, como la promoción de los embarazos y partos sin riesgos, la prevención de los traumatismos craneoencefálicos y de los accidentes cerebrovasculares, así como aumentar la sensibilización y la educación del público. También señaló que “el 80 % de los países de la región” carece de una legislación apropiada en relación a la enfermedad. En Argentina, 100 niños que conviven con las formas más severas de epilepsia y son pacientes del servicio de Neurología del Hospital Garrahan participan, desde octubre pasado, del primer estudio en pediatría del país sobre los efectos del uso de cannabis medicinal como fármaco paliativo.

“Este estudio es importante para Argentina y para Latinoamérica, abre la puerta a nuevas investigaciones, nuevos usos y esperanzas para las familias y también para los médicos”, dijo a Télam durante la presentación del estudio, Carlos Kambourian, director del hospital pediátrico.

Según datos oficiales, en la Argentina el 1 % de la población tiene epilepsia, y en el 20 % se trata de casos muy graves; se calcula que hay unos 120.000 casos pediátricos, con el mismo porcentaje de gravedad. (Télam)