ESTADOS UNIDOS, Nebraska.- Cuando el médico estadounidense, Henry Lynch expuso, tras sus investigaciones, la hipótesis de que la herencia jugaba un papel en el origen de algunos tipos de cáncer, se desató toda una controversia entre la comunidad científica de los años sesenta, que atribuía la enfermedad únicamente a factores ambientales.

Su teoría resultó de un ensayo que incluyó a más de 3.000 familias observadas durante años y en quienes se demostró una relación entre el cáncer de colon y recto y las mutaciones germinales en los genes MSH2, MSH1,  MSH6 y hPMS2 . En una menor proporción también se presenta el riesgo de cáncer de endometrio, de intestino, páncreas y próstata.

«Yo estaba trabajando en 1961 como médico residente y me pidieron que visitara a un paciente alcohólico con delirio tembloroso. Le pregunté por qué motivo bebía tanto, y me contestó «porque sé que pronto voy a morir de cáncer». Añadió que todos los miembros de su familia habían fallecido por cáncer y que él iba a ser el siguiente en caer. Pregunté qué tipo de cáncer era el que había diezmado a su familia, y me respondió que se trataba en la mayoría de los casos de cáncer de colon», respondió Lynch al ser consultado por la revista Consumer sobre los inicios de su investigación.

El vínculo entre la genética y el cáncer de mama propuesto por el experto, sería corroborado años después al analizar las anomalías en los genes BRCA1 y BRCA2. Se calcula que hasta 10% de los casos detectados se relacionan con este tipo de proteínas y que la enfermedad es la segunda principal causas de muerte en mujeres, solo después del cáncer de ovario.

Ante el fallecimiento de Lynch el pasado fin de semana a los 91 años, la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica aseveró: «Su trabajo en estas áreas tuvo un impacto profundo en el diagnóstico precoz, la prevención y el tratamiento del cáncer», según un comunicado citado por la página web MSN Noticias.

El Síndrome de Lynch, un tipo de cáncer colorrectal, fue bautizado con el apellido del reconocido investigador. Se calcula que hasta 3 de cada 100 casos de cáncer de colon o endometrio se deben a este tipo de síndrome que suele afectar a personas en edad tempranas, de acuerdo con estudios de la Clínica Mayo.