1. Meningococo: Esta afecta significativamente el cerebro, y genera brotes en hombres homosexuales y bisexuales en Europa, Canadá y Estados Unidos. Se transmite por medio del sexo oral, los besos profundos u otros tipos de contactos íntimos.

Mira también: Estudio revela que tomar café ayuda a adelgazar

2. Mycoplasma genitalium: Es una de las nuevas bacterias más preocupantes por su diminuto tamaño. Sus síntomas abarcan inflamaciones pélvicas en el sistema reproductor femenino que provocan abortos espontáneos, infertilidad o incluso partos prematuros.

3. Disentería de Shigella: Esta ETS se trasmite a través del contacto directo o indirecto con las heces humanas, y sus casos aumentan en síntomas como los calambres estomacales muy fuertes o brotes de diarrea con abundante sangre y mucosidad.

4. Linfogranuloma venéreo (LGV): Es una infección rectal que provoca un grano, ampolla o úlcera genital temporal que luego invade el sistema linfático del cuerpo. Las personas que padecen esto, hombres homosexuales y bisexuales de Europa y América del Norte, presentan fistulas y contracciones en el colon y el recto.

La alarma ante la aparición de las anteriores ETS aumentó tras la publicación de un texto en Mosaic, en el que se exponen detalladamente los hallazgos.