fbpx


El Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) vive uno de sus peores momentos en su historia, la oficina local solo se dedica a afiliar, no cuenta con estadísticas de ningún tipo que muestren la situación real que vive este sector de la población en León.

En entrevista, la representante de la institución, Ma. Cruz Rocha Zúñiga, dijo no tener datos de las problemáticas sociales que padecen los ancianos, ni de salud ni económicas, lo que implica que los adultos mayores en León están abandonados por el instituto que se supone se encarga de ayudarlos.

Comentó que hace 20 años que trabaja en otra institución, las colonias donde había mayor número de adultos mayores era El Coecillo, San José Obrero, Piletas, San Antonio; hoy en día los que más acuden provienen de El Coecillo y La Brisa.

Dijo que la principal problemática que padecen los ancianos es la económica, la falta de vivienda y de cobertura médica.

Sin precisar el número de casos, la funcionaria federal dijo que han detectado personas que son maltratadas, explotadas y despojadas de su patrimonio, “pero son pocas”, a quienes canalizan a las instancias correspondientes como Derechos Humanos, DIF, Cáritas o abogados.

En lo que va de este año no han detectado ningún anciano con algunas de esas problemáticas, quizá porque hay otras instancias que se dedican a atender ese tipo de casos.

Señaló que la mayoría de la gente que acude aun pertenece a su ambiente familiar y social, y son pocas las personas de casas hogares las que gestionan la credencial.

“Tratamos de canalizarlos con abogados y personas que realmente les van a hacer un apoyo lo más gratuitamente posible, porque en papelería se requieren ciertas gestiones por los costos”, indicó Rocha Zúñiga.

Dijo que hay algunos casos que resuelven, pero hay otros que de plano no se sabe en qué terminan.

Hoy en día esta oficina afilia entre 60 y 80 adultos diarios, el proceso tarda entre 5 a 7 minutos máximo por persona, la credencial es permanente y la puede tramitar personas de 60 años y más.

Los servicios que oferta son: afiliación, canalización para bolsa de trabajo como “cerillitos” donde no reciben un sueldo fijo, mas que solo las propinas y elaboración de credenciales.

La credencial permite a los adultos mayores accesar a descuentos en transporte foráneo, en la compra de medicamentos, pago de cuota mínima del impuesto predial, descuentos en espacios recreativos, entre otros.