fbpx


Un hombre de 50 años murió debido a una fulminante infección de una bacteria que le comió la piel y que obligó a los médicos a realizarle varias cirugías y a extirparle el 25% de la piel en Orlando, EE.UU.

El deceso de David Ireland fue comunicado por su esposa Jody en una petición de fondos de GoFundMe, en la que habían logrado reunir más de 17.000 dólares (unos 12,3 millones de pesos) para pagar la cuenta del hospital y otros gastos.

Según informa LiveScience, Ireland fue diagnosticado con fascitis necrosante y los médicos trataron de detener el avance de estas bacterias mediante tres operaciones. Sin embargo, sus riñones habían comenzado a fallar.

Todo comenzó con síntomas parecidos a los de un simple resfrío, pero era en realidad fascitis necrosante la que se manifestó cinco días más tarde, con fuertes dolores en la ingle y una pierna.

Esta rara bacteria provoca la muerte del tejido debajo de la piel que rodea los músculos, los nervios, la grasa y los vasos sanguíneos, causada por el estreptococo del grupo A.

Los primeros síntomas son enrojecimiento e inflamación de la piel, dolor intenso y fiebre. Los síntomas posteriores son úlceras, ampollas o manchas negras en la piel, cambios en el color de la piel, pus, mareos, fatiga y diarrea o náuseas.