fbpx


Florida, Estados Unidos

La muerte de un niño de 12 años en el condado de Palm Beach, Florida, aumenta a treinta y ocho los fallecimientos a causa de la “influenza” o gripe en lo que va de la actual temporada de esa enfermedad vírica, catalogada como la más severa que se registra en EUA.

Dylan Winnik, estudiante de la escuela Okeeheelee en Palm Beach, comenzó a sentir los síntomas de la gripe el jueves pasado, según informaron sus padres. Al día siguiente, el adolescente comenzó a presentar dificultades para respirar, por lo que su familia llamó al número de emergencias. Sin embargo, cuando los paramédicos llegaron a la vivienda, Dylan ya había muerto.

“Por favor imploren a otros padres que no tomen la influenza a la ligera”, enfatizó su padrastro Mike Medwin. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) señalaron que este es el primer año en más de una década en el que todo el país, excepto el estado de Hawai, experimenta el contagio generalizado de la gripe causada por el virus H3N2 al mismo tiempo.

“La mayoría de las personas en la actual temporada están siendo afectadas por influenza del tipo H3N2 y es también la que está causando más casos, más visitas al doctor, más hospitalizaciones y más muertes, especialmente entre personas mayores”, aseveró Dan Jernigan, director de la División Nacional de Influenza de los CDC.

Más de 1,200 personas han sido hospitalizadas en EUA por este virus, y el número de personas que acudió a buscar atención médica contra la enfermedad esta temporada es ya el más alto desde la epidemia de gripe porcina de 2009.

La actual vacuna ha mostrado poca efectividad contra la cepa H3N2 (también conocida como “gripe australiana”) que es la predominante. Jernigan indicó que las personas entre 50 y 64 años son uno de los grupos en mayor riesgo por la enfermedad durante la presente temporada.

Este grupo ha experimentado un aumento significativo de casos en comparación con años anteriores con una tasa de 44.2 casos por cada 100,000 personas en la presente temporada.