fbpx


Chicago –

Quedar embarazada después de un diagnóstico de cáncer de mama no aumenta el riesgo de que el cáncer retorne, según se desprende del mayor estudio sobre este tema a la fecha, dado a conocer en el encuentro de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica.

El estudio incluyó a 1.207 mujeres menores de 50 años que tuvieron cáncer de mama que no se había extendido a otras partes del cuerpo. La mayoría de las mujeres en dicho estudio (57%) tenían un tipo de cáncer en el cual los tumores se ven impulsados por las hormonas sexuales conocidas como estrógenos (ER).

Algunos doctores temían que estas mujeres pudieran enfrentar un mayor riesgo de recurrencia del cáncer si salían embarazadas, debido a cambios hormonales en la gestación.

Durante el estudio, 333 de las mujeres quedaron embarazadas. Después de un seguimiento de 10 años, los investigadores encontraron que no existía “ninguna diferencia” en los índices de recurrencia del cáncer entre quienes habían quedado embarazadas y las que no.

El estudio mostró beneficios. Estas mujeres tenían un 42% menos probabilidades de morir que aquellas que no habían quedado embarazadas. (I)