fbpx


Cofepris informa que no cuenta con registro sanitario y su publicidad televisiva carece de autorización. Se comercializa en cápsulas y pomada como desintoxicante y para aliviar artritis

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios emitió una alerta sanitaria de los productos Glucoajo C2 (presentaciones en cápsulas y pomada), que se comercializan de manera ilegal, al no contar con registro sanitario y  la publicidad de estos productos carecen de autorización por parte de la Cofepris.

Asimismo, se advirtió que no se ha presentado ante dicha comisión la información que compruebe la seguridad, calidad y eficacia de estos productos, por lo cual “se desconocen las condiciones de su fabricación y los efectos que pueden tener”, pudiendo convertirse en un riesgo para la salud.

Los productos Glucoajo C2 se comercializan de manera ilegal, no cuentan con la evaluación por parte de la Cofepris, y además “y se ofertan al público a través de anuncios televisivos,  como productos para prevención y tratamiento de enfermedades, sin contar con un Registro Sanitario por lo que no cuentan con estudios que garanticen su seguridad, calidad y eficacia de uso”.


Además, por tratarse de productos sin registro sanitario no deberán ser comercializados ni distribuidos por servicios de paquetería y mensajería con servicios nacionales o internacionales, de lo contrario serán acreedores a las sanciones administrativas que resulten procedentes, las cuales pueden ser superiores al millón de pesos por infringir la regulación sanitaria vigente.


El producto Glucoajo C2 (cápsulas) se publicita atribuyéndole cualidades como desintoxicante, indicando que fortalece el sistema inmunológico y evita infecciones en vías respiratorias, así como que actúa como desparasitante y regulador de los niveles de triglicéridos y colesterol. A la Pomada de Glucoajo se le atribuyen cualidades terapéuticas principalmente para aliviar dolores y tratar la artritis reumatoide.


Esta Comisión Federal se encuentra realizando la investigación correspondiente, mediante acciones de verificación para localizar al fabricante y distribuidor de estos productos.


La recomendación al público en general es no adquirir ni usar los referidos productos “así como cualquier otro producto milagro”, y en caso de haberlos adquirido o usado favor se pide reportarlo a la Cofepris.


Ante tal situación, se garantizó que dicha comisión continuará las acciones de vigilancia para evitar la venta de productos que puedan representar un riesgo a la población, a través de la clausura de establecimientos que los distribuyan o comercialicen, y asegurando los productos ilegales e imponiendo las sanciones administrativas procedentes, mismas que pueden superar el millón de pesos por infringir la regulación sanitaria vigente.

Imprimir