fbpx


LONDRES – Una combinación triple de medicamentos antivirales ayudó a aliviar los síntomas de pacientes con infección de leve a moderada por COVID-19 y redujo rápidamente la cantidad de virus en sus cuerpos, según resultados de una pequeña prueba en Hong Kong.

El ensayo, en el que participaron 127 pacientes, comparó a los que recibieron el medicamento combinado -compuesto por el medicamento para el VIH Lopinavir-Ritonavir, el medicamento para la hepatitis Ribavirin y el tratamiento para la esclerosis múltiple interferón beta- con un grupo de control al que sólo se le administró el medicamento para el VIH.

Los hallazgos, publicados en la revista médica Lancet, mostraron que en promedio, las personas que recibieron las tres medicinas llegaron al punto de no detectar el virus cinco días antes que los del grupo de control (7 días contra 12 días).

“Nuestra prueba demuestra que el tratamiento temprano de COVID-19 de leve a moderado con una combinación triple de fármacos antivirales puede suprimir rápidamente la cantidad de virus en el cuerpo de un paciente, aliviar los síntomas y reducir el riesgo para los trabajadores de la salud”, dijo Kwok-Yung Yuen, uno de los profesores de la Universidad de Hong Kong que dirigió la investigación.

El científico dijo que el menor riesgo para los trabajadores de la salud se debe al efecto que tiene la combinación de medicamentos en la reducción de la “deposición viral”, que es cuando el patógeno es detectable y potencialmente transmisible.

Sobrevivientes de COVID-19 hacen cronología de su recuperación

Mucho se ha escrito sobre los síntomas y peligros de la COVID-19. Pero ¿cómo es vivir una infección activa?.

En la prueba, todos los pacientes recibieron la atención hospitalaria estándar que necesitaban, incluyendo apoyo de ventilación, apoyo de diálisis, antibióticos y corticosteroides.

Kowk-Yung Yuen dijo que los hallazgos eran “alentadores”, pero que el efecto del triple fármaco ahora debía ser probado en un mayor número de pacientes y en personas con una enfermedad más grave de COVID-19.

Los expertos independientes estuvieron de acuerdo en que los hallazgos son positivos, pero señalaron que se necesitarían estudios más amplios y detallados.

“Definitivamente, justifica la consideración de añadir el interferón beta a la lista de tratamientos genuinos, basados en la evidencia y prometedores que se probarán en más pruebas aleatorias”, dijo Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.