fbpx


Por más avanzada que esté la ciencia en el siglo XXI, en la pandemia del coronavirus el arma clave es esa tecnología milenaria de combinar agua y jabón.

Aunque no sabemos con certeza quién, cuándo o cómo
alguien tuvo tan brillante idea, sí sabemos es que esa mezcla sigue
siendo la mejor estrategia para combatir enfermedades infecciosas y ni
siquiera el hasta ahora invencible SARS-CoV-2 puede contra ella.

Pero, ¿por qué funciona tan bien?

Porque lo que para nosotros puede ser tan agradable que llega a ser relajante -el sonido del agua, el placer de sentirla correr sobre nuestra piel, el aroma del jabón y esa pausa que ahora, por consejo de las autoridades, va hasta acompañada de alguna canción-, para los microorganismos es altamente destructivo.

Una sola gota de jabón en agua puede matar innumerables bacterias y virus. Lavare le mani; мыть руки; Hände waschen; 请洗手… no importa en qué lenguaje, el mensaje más importante del momento es claro: lávate las manos.

BBC