fbpx


Según estudio, el aumento de casos de coronavirus tiene un efecto exponencial en el incremento de casos de ansiedad. (Foto Prensa Libre: Pexels)


“Con el aumento de casos de coronavirus, las personas interrogadas sentían más ansiedad, estaban más incómodas y menos orgullosas, felices y relajadas. El impacto en la ansiedad fue más pronunciado”, según este estudio, titulado “El bienestar en la era del covid-19”.

Entre abril y julio, un equipo de investigadores encuestó a 3 mil 211 personas, la mayoría oriundas del Reino Unido y de Estados Unidos, y luego compararon sus respuestas con las estadísticas de casos de coronavirus.

Por cada 100 nuevos casos que se declaran por millón de habitantes, 7 mil 200 personas presentan signos de ansiedad, según las conclusiones del estudios.

La soledad vinculada al confinamiento y las medidas de distancia social tuvieron efectos más dramáticos en el bienestar durante los primeros meses de la pandemia.

Unas consecuencias que parecen afectar más a los jóvenes, pues el 32% de las personas entre 18 y 24 años declararon sentirse muy solas, mientras que únicamente el 16% de los mayores de 64 años dieron cuenta de ese sentimiento.

Lea también | América Latina espera recibir la vacuna contra el coronavirus en marzo o abril de 2021

La preocupación más corriente de los encuestados sigue siendo la crisis económica relacionada con la situación sanitaria, que el 62% de ellos citó. El miedo a perder a un familiar a causa del virus es menos frecuente (43%).

En octubre, la Organización Mundial de la Salud había advertido que la pandemia tenía un “impacto devastador” en la salud mental a escala mundial.

El estudio danés también indica que el consumo mediático juega un papel en el bienestar de la gente.

Además | La vacuna rusa contra el coronavirus se aplicará primero a grupos de riesgo y será gratuita

“Las personas interrogadas que se informan sobre el covid-19 a través de portales en línea y páginas web son más susceptibles de preocuparse que las que recurren a otras plataformas mediáticas” como los diarios tradicionales, apuntaron los expertos.