fbpx


Ciudad de México /

El nuevo etiquetado de alimentos no sustituye la educación nutrimental que se debe aplicar en el país, ya que sólo es una pieza de una política que debe ser integral, indicó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

En ese sentido, el funcionario federal indicó que desde la Secretaría de Salud promoverán de forma más amplia el conocimiento nutricional, esto como parte de una política que atienda los elementos estructurales que han llevado a que la población en México tenga una mala alimentación.

“Consideramos que los etiquetados no son sustitutos de la educación nutricional que tiene que hacerse y la vamos a hacer de forma amplia. Vemos de manera integral el fenómeno, no es una intervención a la vez, tiene que ser una política integral que además vaya a los elementos estructurales, cómo se determina el acceso o no la alimentación saludable, pues depende de la destrucción del desmantelamiento que ocurrió en los últimos 30 años del sistema agroalimentario mexicano”, explicó.

Añadió que se requiere un nuevo planteamiento cultural para que la alimentación esté sustentada en una nueva perspectiva saludable, ya que la mala alimentación, destacó, causa casi la mitad de muertes en el país cada año y que está basadaen productos industrializados y de poco valor nutricional.

López-Gatell recordó otras políticas que han tenido un efecto positivo en la disminución en el consumo de estos productos, como lo fue la aplicación de un impuesto de un peso a las bebidas azucaradas, política que permitió reducir en los dos primeros años tras su aplicación, la disminución en el consumo de refrescos de 7 por ciento, cifra que se ha mantenido estable.

“Este tipo de impuestos especiales, también conocidos como impuestos saludables, tienen como propósito disuadir el consuno de un producto que puede ser nocivo para la salud”, explicó.

La Secretaría de Salud informó que hoy México alcanzó 78 mil 492 muertes por coronavirus SARS-CoV-2 y acumula 753 mil 90 casos confirmados, de los cuales 905 mil 584 son negativos; además se tienen 324 mil 483 casos sospechosos.

lvm