fbpx


Enlace Judío México e Israel – Un medicamento que ha mostrado resultados prometedores contra el COVID-19 se probará en cuatro hospitales de Israel, como parte de un estudio cínico realizado en 40 centros médicos de todo el mundo.

Selinexor, o XPOVIO, como se comercializa actualmente en Estados Unidos, fue desarrollado por la empresa farmacéutica Karyopharm Therapeutics, centrada en la oncología. La compañía estadounidense fue cofundada en 2008 por la científica israelí Sharon Shacham y mantiene una oficina regional en Israel.

XPOVIO ha recibido la aprobación de la FDA como tratamiento para pacientes con mieloma múltiple. Sin embargo, podría ser una herramienta contra el coronavirus, por lo que se requieren estudios clínicos para evaluar su eficacia, explican Anat Haas Mizrahi, directora general de Karyopharm en Israel, y Dayana Michel, directora médica.

“En nuestra investigación, nos comprometemos también a desarrollar medicamentos con fines adicionales”, dijo Haas Mizrahi a The Jerusalem Post. “Uno de los estudios se centra en enfermedades virales. Ante el brote del coronavirus, comenzamos a investigar una opción que podría aplicarse al tratamiento de COVID-19”.

La empresa comenzó a trabajar en el tratamiento hace aproximadamente un mes, al darse cuenta de que el fármaco puede detener la replicación del virus, tratar efectos antiinflamatorios e infecciones respiratorias.

“Con XPOVIO podemos tratar el COVID-19 tanto a nivel antiviral como antiinflamatorio, lo que reduciría la carga de la enfermedad en todos los aspectos importantes”, señaló Michel.

“En dos estudios en animales cuya infección se asemeja al modelo de la infección viral humana, observamos que el virus fue inhibido en un 90% a una dosis baja”, dijo.

El ensayo clínico ha comenzado en Estados Unidos y Europa con la participación de 230 pacientes.

En Israel, se llevará a cabo en el Hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalén, el Centro Médico Sheba Tel Hashomer y Soroka en Beer Sheva, entre otros.

“Buscamos pacientes en estado grave que aún no han sido intubados porque creemos que en ellos podemos tener un impacto. El medicamento se administra por vía oral tres veces a la semana durante dos semanas, un período que puede ampliarse hasta un mes si es necesario”, concluyó Michel .

Karyopharm espera que el ensayo clínico se complete en unos tres meses.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico