fbpx


(CNN) –– Lo que solía ser una nueva y misteriosa variante de coronavirus detectada por primera vez en Reino Unido ahora es la cepa más dominante en Estados Unidos. A diferencia de la variante original del covid-19, la B.1.1.7 es más contagiosa y afecta especialmente a los jóvenes.

«Los casos (de covid-19) y los ingresos a las salas de urgencias van en aumento», advirtió la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

«Estamos registrando estos aumentos en adultos jóvenes, la mayoría de los cuales aún no se han vacunado», añadió.

Y ahora los médicos dicen que muchos jóvenes sufren complicaciones de covid-19 que no esperaban.

Así que es momento de abandonar la creencia de que solo los adultos mayores o las personas con enfermedades preexistentes corren el riesgo de padecer una enfermedad grave de covid-19.

¿Por qué la variante B.1.1.7 de covid-19 es más contagiosa?

Los virus mutan todo el tiempo, y la mayoría de sus mutaciones no son muy importantes. Pero, si llegan a ser significativas pueden causar variantes nuevas y más peligrosas de un virus.

«La variante B.1.1.7 tiene mutaciones que le permiten adherirse más a las células», explicó el Dr. Jonathan Reiner, analista médico de CNN y profesor de medicina y cirugía en la Universidad George Washington.

«Piensa que esta mutación hace que el virus sea más pegajoso».

El coronavirus se ata a las células con sus proteínas de picos, los cuales rodean la superficie del virus.

«Hay una pequeña diferencia en la forma en la que la proteína de pico (B.1.1.7) se aferra, lo que hace que se adhiera a tus células con mayor facilidad», indicó la doctora Megan Ranney, médica de urgencias y directora del Centro Brown-Lifespan para la Salud Digital.

La cepa original del nuevo coronavirus, «necesita algo de inóculo ––una determinada cantidad del virus–– para que la infección básicamente se adhiera», dijo Reiner.

«¿Es suficiente una partícula viral para enfermarte? No, probablemente no. Por otro lado… a veces un inóculo masivo puede matar a una persona que de otro modo estaría sana. Y lo hemos visto en trabajadores de la salud», añadió.

«Así que estas nuevas variantes, especialmente la del Reino Unido, parecen ser más pegajosas. Entonces, la noción es que es más contagiosa, por así decirlo, porque potencialmente no necesita tanto inóculo para enfermar», completó.

Lo que esto significa en la vida real: «Puedes estar en un lugar y quizás tener una exposición más breve o más pequeña ––más casual–– y luego infectarte», sostuvo Reiner.

Y debido a que la variante B.1.1.7 es más pegajosa, «puede que tengas una carga viral más alta».

«Si hay un mayor número de partículas virales en tu tracto respiratorio, entonces va a ser más fácil contagiar a otras personas», añadió Ranney.

Esa es otra de las razones por la que es tan importante vacunar los adultos jóvenes.

Cada vez hay más jóvenes hospitalizados por covid-19

Ya se han reportado casos de la variante B.1.1.7 en los 50 estados, informaron los CDC.

«Lo que ahora estamos viendo en muchos lugares son jóvenes enfermos, jóvenes hospitalizados. Mientras que al principio de la pandemia, eran principalmente personas mayores», relató Reiner.

«La explicación para esto podría ser tan simple como que la población de mayor edad en este país o bien ya se expuso este virus, murió por el virus o se vacunó contra el virus».

Hasta el sábado pasado, más del 78% de las personas de 65 años o mayores recibió al menos una dosis de la vacuna, mientras el 60% se vacunó completamente, según los datos de los CDC.

En el caso de «los no vacunados, que son quienes se están infectando, registramos un gran número de jóvenes. Y son los que estamos atendiendo en los hospitales ahora».

En marzo, Nueva Jersey registró un aumento del 31% en las hospitalizaciones por covid-19 entre adultos jóvenes de 20 a 29 años, según el comisionado de salud del estado. El grupo de 40 a 49 años presentó un incremento del 48% en las hospitalizaciones debido al virus.

Ranney dijo que también ha observado un cambio impresionante entre las personas hospitalizadas.

«Ha sido un aumento gradual de la proporción de personas más jóvenes en los últimos dos meses», dijo la médica, citando datos de COVID-NET, que rastrea los casos de más de 250 hospitales en 14 estados.

«Si tomamos la semana del 26 de diciembre o del 2 de enero, los mayores de 65 años representaban, digamos, 3.000 (hospitalizaciones). Y el resto en conjunto otros 3.000. Más del 50% eran mayores de 65 años».

Sin embargo, para el 27 de marzo, «aproximadamente (la proporción) era un tercio de 18 a 49 años… aproximadamente un tercio de 50 a 64 años, y luego aproximadamente un tercio de 65 años o más», indicó Ranney.

Al ser médica de urgencias, Ranney mencionó que usualmente atiende a pacientes jóvenes y previamente sanos que luchan contra el coronavirus. «En todos los turnos de urgencias veo al menos a algunas personas que están allí porque tienen problemas persistentes para respirar u otros efectos secundarios como consecuencia del covid-19», dijo.

Ranney añadió que generalmente define a los «jóvenes» como los menores de 50 años. Pero, «sea cual sea el límite de edad que utilices, ahora mismo estamos registrando más B.1.1.7 que variantes anteriores», sostuvo.

«Ciertamente, también la identificamos más entre las personas de 20 y 30 años», dijo. «Y ellos tienen menos probabilidades de estar vacunados y más probabilidades de estar fuera de casa».

La gran mayoría de las pruebas positivas de coronavirus no incluyen la secuenciación genómica para averiguar si se trata de B.1.1.7 o de otra cepa. Pero, a medida que aumenta la secuenciación genómica en todo el país, expertos en salud dicen que no hay duda de que la variante B.1.1.7 está provocando más hospitalizaciones entre los jóvenes.

El Dr. Justin Skrzynski es hospitalista de covid-19, es decir especialista en la atención de pacientes con covid-19, en el Hospital Beaumont de Royal Oak, en Michigan. Skrzynski señaló que el centro envía parte de sus muestras de coronavirus al estado para que el ADN se analice.

«En este momento, la prueba usual de covid-19 que hacemos muestra si se tiene la enfermedad o no», explicó Skrzynski.

«Pero enviamos muchas de ellas al estado, y registramos algo así como que el 40% de nuestros pacientes ahora (tiene) B.1.1.7».

Reiner cree que tanto el comportamiento humano como lo «pegajosa» que es la variante B.1.1.7 provocan más hospitalizaciones por covid-19 entre los jóvenes.

«Puede ser simplemente porque (más jóvenes) se infectan… y quizás el inóculo (carga viral) es mayor», dijo.

Además, a veces, los jóvenes pueden ser víctimas de sus propios sistemas inmunológicos fuertes.

A lo largo de la pandemia, los médicos han observado que algunos pacientes jóvenes, previamente sanos, sufren tormentas de citoquinas de covid-19. Lo que básicamente se refiere a cuando el sistema inmunológico de alguien reacciona de forma exagerada. Lo que potencialmente puede causar una inflamación severa u otros síntomas graves.

A medida que la B.1.1.7 se extiende, es posible que aumente el número de jóvenes con tormentas de citoquinas, dijo Reiner.

«Hemos visto llegar a nuestro hospital a personas muy jóvenes (de poco más de 20 años)… que han necesitado ser conectadas a un ECMO, que es básicamente una máquina cardiopulmonar, durante días o incluso semanas porque llegan con una cardiomiopatía, que es una respuesta a una tormenta de citoquinas», dijo.

«El covid-19 no tiene que matarte para destrozar tu vida»

A medida que más jóvenes se infectan, a los médicos les preocupa la posibilidad de que aumente una tendencia inquietante que han observado durante meses: complicaciones a largo plazo.

«No puedo decir cuántas personas he atendido en urgencias que tienen 20, 30 y 40 años, que nunca han estado tan enfermas como para terminar en urgencias con covid-19, pero que ahora tienen dificultades respiratorias a largo plazo», relató Ranney.

«O tienen una pérdida persistente del gusto y el olfato, y están bajando de peso porque no les da alegría comer. O tienen ese tipo de confusión mental de la que oímos hablar con el covid-19 a largo plazo. Y no es universal. No todas las personas que se contagian de covid-19 van a tener eso. Pero existe la realidad de que esta enfermedad no es benigna, independientemente de que estén hospitalizados o en la UCI», añadió.

«Así que creo que existe esta falsa sensación de ‘soy inmune a la enfermedad solo porque soy joven’ y de ‘incluso si me contagio, estaré bien’. Puede que tengas suerte. Y puede ser cierto, que si te contagias, estarás bien. Pero también existe la posibilidad de que no», advirtió.

Reiner también mencionó que algunos síntomas de covid-19 persistente en los jóvenes han durado aproximadamente un año. «Síntomas debilitantes que han aparecido tras la infección por coronavirus», dijo.

«Así que lo que les diría a los jóvenes es que el covid-19 no tiene que matarte para destrozar tu vida», completó.

Mensajes contradictorios sobre el covid-19 de los estados no ayudan

Los expertos en salud afirman que es fundamental seguir practicando las medidas de seguridad contra el covid-19 hasta que muchas más personas se vacunen. Sin embargo, algunos estados eliminaron el uso obligatorio de mascarillas o reabrieron los bares a su máxima capacidad, justo cuando la cepa B.1.1.7 se extiende rápidamente.

Y es probable que esto favorezca la propagación de la B.1.1.7 entre los jóvenes, dijo Reiner.

«Ellos son los que van a los bares. Son las personas que se reúnen para almorzar. Las personas mayores de este país llevan un año encerradas porque les preocupa morir a causa de este virus. Los jóvenes de este país no se han preocupado tanto de morir. Y hay mucha fatiga pandémica».

Reiner dijo que entiende que muchos negocios han quedado devastados y necesitan reabrir completamente cuando sea seguro hacerlo.

«Pero suspender el mandato de uso de mascarillas no tiene ningún sentido», dijo. «No hay ninguna dificultad económica ni personal en exigir a una persona que use una mascarilla cuando se encuentra en público».

Ranney añadió que los jóvenes pueden malinterpretar la suspensión de las medidas de seguridad.

«Cuando oyes eso… como persona normal que no sigue los datos diarios piensas: ‘Bueno, mi gobernador no lo abriría si no es seguro’», dijo. «Así que creo que existe ese mensaje contradictorio».

Variante B.1.1.7 de covid-19 también se propaga entre los niños

No solo los adultos jóvenes se contagian con esta variante. También están apareciendo más casos de B.1.1.7 entre niños.

«Estamos registrando un mayor número de niños que dan positivo en las pruebas de B.1.1.7, que en las de otros tipos del virus», dijo Ranney.

«No significa necesariamente que los niños sean más susceptibles a la B.1.1.7., sino que que es más probable que estén expuestos a ella. Tanto porque están fuera de casa como porque esta cepa es más transmisible.»

Aunque el aprendizaje presencial en las aulas es relativamente seguro cuando se toman las precauciones de seguridad adecuadas, las autoridades de salud afirman que las actividades extracurriculares, como los deportes juveniles y otras actividades similares, provocan que más niños se contagien del covid-19.

Y aunque las muertes por covid-19 entre los niños son extremadamente raras, se han producido.

Algunos niños que han contraído el coronavirus han padecido el MIS-C, o síndrome inflamatorio multisistémico, que es poco frecuente pero que a veces puede causar enfermedades graves o la muerte.

Las formas más sencillas de acabar con la variante B.1.1.7

La buena noticia sobre la variante B.1.1.7 es que no necesitamos una nueva estrategia para combatirla. Pero sí debemos seguir de cerca las directrices existentes para acabar con esta variante tan contagiosa.

«Aunque es más transmisible, todos los datos que tenemos respaldan el hecho de que podemos detenerla con las mismas técnicas que hemos usado para otras variantes», dijo Ranney.

«Así que sigue tratándose de mascarillas, distanciamiento físico, ventilación y vacunas. Y nuestras vacunas actuales, y esto es realmente crucial, funcionan muy bien contra la B.1.1.7».

Pero aquí está la trampa: cuanto más tiempo circula un virus, más oportunidades tiene de desarrollar nuevas mutaciones. Y si las mutaciones son significativas, pueden dar lugar a variantes más problemáticas, incluyendo algunas que podrían evadir la protección de la vacuna.

«Para mí, esto es una señal de alarma. Es una señal de lo que podría ocurrir», dijo Ranney.

La variante B.1.1.7 «se propaga con mayor facilidad. Está aumentando el número de casos. Estamos registrando algunos incrementos en las hospitalizaciones, probablemente debido a la propagación de la B.1.1.7. Pero las vacunas actúan contra ella», dijo.

«Puede haber futuras variantes con las que no tengamos tanta suerte».

Miguel Márquez de CNN contribuyó a este reportaje.