fbpx


Los científicos sugieren que una respuesta cerebral sólida ante algo como una cara o una palabra no significa que la persona sea consciente de ello.

Un equipo de científicos de la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU., investigó el caso de un hombre que padece una anomalía cerebral extremadamente rara, que le impide ver ciertos números. El estudio fue publicado este lunes en la revista académica Proceedings of the National Academy of Sciences.

Se trata de un individuo con una enfermedad neurodegenerativa que no le permite ver los dígitos del 2 al 9, debido a una distorsión de la percepción. Al ver uno de esos números, el hombre solo describió la imagen como «espaguetis», a pesar de que su visión era normal y podía identificar letras y otros símbolos.

«Cuando mira un dígito, su cerebro tiene que ‘ver’ que eso es un dígito, antes de que luego no pueda verlo; es una verdadera paradoja«, explicó el autor principal del estudio, Michael McCloskey, y detalló que trataron de investigar cuál fue el proceso que realizó el hombre «fuera de su consciencia».

Además, los investigadores descubrieron que el paciente, al que se refieren como RFS, tampoco podía ver nada que esté colocado cerca o encima de uno de los dígitos. Por ejemplo, cuando le mostraron un número 3 grande junto al dibujo de un violín, no pudo ver el instrumento musical. Sin embargo, si la imagen del violín estaba lo suficientemente lejos del número, podía verla sin problemas.

Por otra parte, se registraron las ondas cerebrales del hombre mientras miraba un número con una cara incrustada, caso en el cual las grabaciones demostraron que su cerebro sí detectaba la presencia de una cara, pero él no era consciente de dicha percepción.

Crean un indicador del funcionamiento de las neuronas que tiene un "brillo récord"

«Estos resultados muestran que el cerebro de RFS está realizando un procesamiento complejo aun sin consciencia», señaló David Rothlein, el científico que realizó el electroencefalograma.

Los datos obligaron a los expertos a reconsiderar la relación entre el procesamiento neuronal y la consciencia visual. Según los científicos, la condición del paciente aporta nuevas pruebas de que una respuesta cerebral sólida ante algo como una cara o una palabra no significa que la persona sea consciente de ello.