fbpx

[ad_1]

La necesidad de tomar una siesta durante el da podra ser ms que una consecuencia del agotamiento, segn un nuevo estudio de Harvard. Al examinar los genomas de casi medio milln de personas del Reino Unido, cientficos descubrieron que las siestas diurnas estn impulsadas biolgicamente.

Investigadores del Hospital General de Massachusetts identificaron 123 regiones en el genoma humano, que estaban asociadas con las siestas diurnas. Profundizando en los datos, identificaron tres posibles mecanismos dentro del genoma que promueven la siesta en algunas personas y no en otras.

[ad_2]