fbpx


12/03/2020

El Ministerio de Salud informa sobre la evolución del Dengue en la provincia y las medidas preventivas que se toman en relación del Coronavirus.

“De acuerdo al reporte emitido por la Sala de Situación de salud, de un total de muestras 558 analizadas, se confirmaron 113 personas con dengue autóctono. Los casos se localizan en la ciudad de La Banda (90%) y el resto, en la Ciudad Capital, Figueroa y Brea Pozo. Todos los pacientes presentan una evolución favorable hasta el momento y muchos ya fueron dados de alta”, explicó el subsecretario César Monti en conferencia de prensa.

Además, el funcionario informó que se continúa trabajando en el cuidado y la atención de las personas afectadas y en el control de foco de acuerdo al protocolo. En este sentido, los equipos de salud trabajan en las zonas donde se detectan los casos positivos de dengue realizando búsqueda activa de pacientes febriles casa por casa, control focal y educación a la población.

Además, se realiza una permanente tarea de prevención coordinada con los Municipios para profundizar los operativos de detección o atención de pacientes con síntomas de dengue, de descacharrado  y ordenamiento ambiental, necesarios para evitar la proliferación de los mosquitos.

El Ministerio de Salud apela, sobre todo después de las lluvias, a la responsabilidad de todos los ciudadanos para eliminar los criaderos de mosquitos, evitar acumular agua estancada, mantener limpios los patios y jardines, renovar el agua de floreros y bebederos y eliminar objetos en desuso que puedan acumular agua.

También se recuerda prevenir la picadura del mosquito usando siempre repelentes, proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras y utilizar repelentes ambientales.

Coronavirus: aislamiento obligatorio y preventivo de viajeros

En relación al Coronavirus, la provincia continúa en la fase de contención, sin circulación del virus. La principal medida de prevención en esta fase es el aislamiento domiciliario obligatorio y preventivo durante 14 días (a partir de la fecha llegada a nuestro país), de todas aquellas personas que regresen o hayan viajado en los últimos 14 días a las zonas de alta circulación viral del Coronavirus. Hasta el día de la fecha, las zonas son: China; Japón; Corea del sur; Irán; Estados Unidos; Europa.

En este sentido, Monti instó a la responsabilidad social de los viajeros que deben comunicar al Ministerio de Salud su llegada a la provincia llamando al 107 (SEASE) y cumplir con la disposición obligatoria de aislamiento ya que “es la forma de minimizar los riesgos de trasmisión del virus en nuestra provincia y todos debemos colaborar en cumplirla”.

“Los viajeros reciben el seguimiento permanente del Ministerio de Salud quien brinda todas las instrucciones de cómo deben manejarse”, explicó.

El Subsecretario informó que: “hasta el momento 50 personas viajeras sanas se encuentran haciendo aislamiento preventivo en su domicilio, comunicados de forma permanente con el sistema de salud, de los cuales 7 ya culminaron su aislamiento. Ninguna de ellos presentó síntomas a la fecha.”

Además aclaró que según el protocolo, no se recomienda ni es necesario el aislamiento domiciliario de los convivientes de personas que hayan viajado a dichas zonas y estén sanas y no hayan viajado. Si se recomienda para todos los convivientes cumplir estrictamente las medidas de prevención comunes a todas las enfermedades respiratorias: lavarse las manos con jabón regularmente, estornudar en el pliegue del codo, no llevar las manos a los ojos y la nariz, ventilar los ambientes, desinfectá los objetos que usamos con frecuencia

Además explicó que “si se presentaran síntomas respiratorios y Fiebre de 38 C o más, y dolor de garganta, tos seca o dificultad respiratoria, el sistema de salud activa un protocolo para caso sospechoso y se realizan todas las medidas necesarias para su tratamiento”.

En algunos casos se puede provocar una dificultad respiratoria más severa y neumonía, requiriendo hospitalización y “estamos preparados para esta contingencia”, culminó.

El coronavirus puede afectar a cualquier persona, principalmente a adultos mayores de 65 años y personas con afecciones preexistentes (como hipertensión arterial, diabetes, etc.).