fbpx

[ad_1]

Adelgazar no es un trabajo fácil que se logra de la noche a la mañana. Se necesita de un acompañamiento nutricional establecido por un profesional. Sin embargo, hay muchas personas que toman el camino del Internet para ver la mejor dieta, desconociendo que no todos tenemos la misma asimilación hacia cierto tipo de alimentos. Esto es lo que pareciera ocurrir con las dietas cetogénicas, conocidas popularmente como dietas keto.

Dicho régimen de alimentación, aunque es recomendado por muchos nutricionistas, parece llegar con implicaciones negativas para la salud. Esta afirmación está sustentada por un estudio científico. Un equipo profesional, liderado por la Dra. Lee Crosby, analizó los beneficios y consecuencias de las llamadas dietas keto.

De entrada, en una nota que publica Eureka Alert, las dietas keto son golpeadas con un derechazo por parte de la Dra. Crosby. “La dieta cetogénica típica es un desastre que promueve enfermedades“, dice la autora principal del estudio.

“Consumir carnes rojas, carnes procesadas y grasas saturadas. Restringir las verduras, frutas, legumbres. Y eliminar los cereales integrales ricos en carbohidratos es una receta para la mala salud”, añade la experta.

Precisamente, según la reseña del portal citado, las dietas cetogénicas tienen tres características principales. En primer lugar, son muy bajas en carbohidratos. Después, son medianamente permisivas con las proteínas. Y finalmente altas en las llamadas “grasas permitidas”.

Beneficios y consecuencias de las dietas Keto

Según lo reseña Slash Gear, el estudio destaca los beneficios de las dietas centogénicas. Sin embargo, al hallar las consecuencias, exponen que la magnitud de los efectos negativos, hacen que, según los expertos, se deje de recomendar este régimen de alimentación.

Entre los beneficios señalan que ayuda a controlar la epilepsia, controlan el azúcar en la sangre y, por supuesto, ayuda a bajar de peso rápidamente.

No obstante, señalan cinco consecuencias que separan en puntos a considerar. Mismos que a continuación citamos de acuerdo a lo publicado en Eureka Alert.

Lo primero es que desaconsejan estas dietas para las mujeres embarazadas. La alimentación baja en carbohidratos es perjudicial para el bebé, debido a que genera un mayor riesgo de defectos de tubo neural.

Asimismo, explican las dietas ricas en proteínas podrían acelerar la insuficiencia renal, en pacientes que ya sufren estas enfermedades. Además, el régimen de alimentación keto “eleva los niveles de colesterol malo”, en pacientes.

Finalmente, y lo que debería preocupar a todo el mundo, en caso de que este estudio sea totalmente cierto, es que eliminar los carbohidratos, hace que un paciente se decante por alimentos que “son impulsores de cáncer, afecciones cardiacas, diabetes e incluso Alzheimer”, expresa la Dra Crosby.

[ad_2]