fbpx


Un importante ascenso en los casos de Hepatitis A han sido reportados en 2019 en el estado de la Florida. Hasta la fecha las autoridades de salud han registrado 3,327 personas con la enfermedad hepática, muy por encima de los 548 registrados en 2018.

Según el Departamento de Salud de Florida, los condados donde se han reportado más casos son Pasco (413) ubicado al norte de Tampa, Pinellas (377) ubicado al oeste de Tampa, y Volusia (301), ubicado al noreste de Orlando.

En el sur
de Florida, el condado de Palm Beach ha reportado 79 enfermos; Broward 28 y
Miami-Dade 39.

En el
reporte no se explica a qué se debe el alarmante incremento de casos, pero se
aclara que desde el 1 de enero de 2018, el 98% de los casos probablemente se
han adquirido localmente en Florida.

El número
de casos de hepatitis A reportados aumentó más del doble entre 2016 y 2017 y
casi se duplicó nuevamente en 2018 después de permanecer relativamente estable
en años anteriores. El número de casos en 2019 superó seis veces a los de 2018.

En noviembre y diciembre bajan los casos

Desde enero de 2019, ha habido más de 3,200 casos en Florida asociados con la emergencia de salud pública de Hepatitis A. Si bien este brote aún no ha terminado, los totales de casos nuevos semanales y mensuales tienden a la baja, pues en septiembre y octubre se habían reportado 271 y 272 casos y en noviembre la cifra bajó a 202 y en lo que va de diciembre se han reportado 163.  El mes con mayor número de casos reportados fue mayo con 383, seguido de junio con 362.

En agosto las autoridades declararon una emergencia de salud pública para tomar medidas especiales de control y prevención.

A tomar en cuenta

Para prevenir
la enfermedad las autoridades sanitarias recomiendan colocarse la vacuna contra
la Hepatitis A y el buen lavado de las manos para evitar la propagación de la Hepatitis
A en las siguientes situaciones:

• Después
de ir al baño: use jabón y agua corriente tibia y lávese durante al menos 20
segundos. Los desinfectantes para manos a base de alcohol no matan los gérmenes
de la hepatitis A.

• Después
de tocar personas o superficies públicas; cambiar un pañal; toser, estornudar o
usar un pañuelo de papel; usar un cigarrillo o tabaco; y comer o beber

• Antes de
preparar alimentos o trabajar con alimentos que no están empacados.

• Si usted
es un empleador, solicite a los empleados que utilicen prácticas de limpieza
adecuadas para preparar alimentos y para limpiar áreas de trabajo y áreas
públicas como baños.

¿Qué es la hepatitis A?

La Hepatitis
A es una enfermedad del hígado que se puede prevenir con la vacuna para el
virus de la hepatitis A (VHA). Por lo general, se transmite de persona a
persona a través de la ruta fecal-oral o el consumo de alimentos o agua
contaminados.

La
hepatitis A es una enfermedad autolimitada que no produce infección crónica. La
mayoría de los adultos con hepatitis A tienen síntomas, que incluyen fatiga,
falta de apetito, dolor de estómago, náuseas e ictericia, que generalmente se
resuelven dentro de los 2 meses posteriores a la infección.

Según el
Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, la mayoría de los niños
menores de 6 años no tienen síntomas o tienen una infección no reconocida. Los
anticuerpos producidos en respuesta a la infección por hepatitis A duran toda
la vida y protegen contra la reinfección La mejor manera de prevenir la
infección por hepatitis A es vacunándose.