fbpx



CIUDAD DE MÉXICO.- Anika Chebrolu, una adolescente de 14 años originaria de Frisco, Texas, ganó el concurso 3M Young Scientist Challenge (Desafío Joven Científico 3M) y un premio de 25 mil dólares tras proporcionar una potencial terapia para combatir el virus SARS-CoV2 causante del covid-19.

“Los últimos dos días vi que hay mucho entusiasmo en los medios sobre mi proyecto, ya que involucra el virus SARS-CoV2 y refleja nuestras esperanzas colectivas de poner fin a esta pandemia, ya que yo, como todos los demás, deseo que volvamos a nuestras vidas normales pronto”, afirmó en entrevista con CNN.

Todo comenzó con una investigación sobre una potencial cura para la influenza. La joven utilizó la metodología “in silico” con la finalidad de identificar algún compuesto de plomo que se pudiera unir a la proteína del virus de la influenza.

Después de pasar tanto tiempo investigando sobre pandemias, virus y descubrimiento de fármacos, era una locura pensar que en realidad estaba pasando por algo como esto, dijo, y fue cuando descubrió una molécula que puede unirse selectivamente a la proteína de pico del virus.

“Debido a la inmensa gravedad de la pandemia de covid-19 y el impacto drástico que había tenido en el mundo en tan poco tiempo, yo, con la ayuda de mi mentor, cambié de dirección para atacar el virus SARS-CoV2”, apuntó.

Anika Chebrolu se inspiró para encontrar potenciales curas para los virus después de saber sobre la pandemia de influenza de 1918 y tras enterarse de cuántas personas mueren anualmente, pese a la existencia de vacunas estacionales y tratamiento para la enfermedad, disponibles en el mercado.

Ganar este premio y el título a la mejor científica joven, dijo, es un honor, pero reconoció que su trabajo no ha terminado, pues pretende trabajar con otros científicos e investigadores para poder controlar la morbilidad y mortalidad del covid-19.

“Mi esfuerzo por encontrar un compuesto principal que se una a la proteína de pico del virus SARS-CoV2 este verano puede parecer una gota en el océano, pero se suma a todos estos esfuerzos. La forma en que desarrolle aún más esta molécula, con la ayuda de virólogos y especialistas en desarrollo de fármacos, determinará el éxito de estos esfuerzos”, añadió.

Para la jueza del 3M Young Scientist Challenge, Cindy Moss, “Anika tiene una mente inquisitiva y usó su curiosidad para hacer propuestas sobre una vacuna contra el covid-19. Su trabajo fue exhaustivo y examinó numerosas bases de datos”, expresó en entrevista con CNN.

“También desarrolló una comprensión del proceso de innovación y es una comunicadora magistral. Su voluntad de usar su tiempo y talento para ayudar a hacer del mundo un lugar mejor nos da esperanza”, añadió.

 

Es una adolescente indo-estadunidense de 14 años que estudia el octavo grado y en su tiempo libre practica danza clásica india “Bharatanatyam”, que practica desde hace ocho años.

Cuando se le preguntó por qué participó en este concurso, respondió que desde la infancia le han sorprendido los experimentos científicos y se sintió atraída por encontrar curas efectivas para la influenza tras un brote severo el año pasado en Estados Unidos.

https://www.youngscientistlab.com/entry/2397

Su invento favorito de los últimos cien años es el internet. “Cuando se combina con el juicio y el uso adecuados, podemos lograr mucho más y estoy entusiasmada con su potencial cada vez que lo uso”, apuntó, y precisó que en 15 años quiere ser investigadora, médica y profesora.

Vídeo Recomendado