fbpx


ESTADOS UNIDOS — En un nuevo estudio, publicado en PloS Biology, los investigadores de la Universidad de Manchester, se centraron en dos fármacos cuya utilidad previa era otra totalmente diferente: por un lado, el fármaco CsA, un fármaco contra el cáncer con un efecto secundario “molesto”, el crecimiento excesivo del vello corporal; por otro lado, el fármaco WAY-316606, un medicamento para tratar la osteoporosis.

En el caso del CsA, el crecimiento del cabello parece ocurrir porque este fármaco reduce la actividad de la proteína SFRP1, la cual impide el crecimiento de los folículos pilosos: al bloquear la proteína, vuelven a crecer folículos. Sin embargo, este fármaco contra el cáncer no es el más adecuado para tratar la calvicie, ya que tiene efectos secundarios graves que lo harían poco adecuado. Por su parte, el WAY-316606, sí es más adecuado para atacar a esta proteína capaz de suprimir el crecimiento del vello.

Según las pruebas realizadas por los investigadores con folículos de más de 40 pacientes sometidos a cirugía de trasplante de cabello, tras ser tratados con el fármaco WAY-316606, rápidamente entraron en la fase activa de crecimiento del cabello, con un crecimiento de 2 mm de cabello en apenas seis días. Asimismo, se ha demostrado que el fármaco también mejora la producción de queratina en el tallo del cabello, por lo que lo consideran una opción terapéutica efectiva para tratar los trastornos del crecimiento del cabello humano, como es la calvicie, la cual afecta a casi cuatro de cada diez individuos a los 45 años, y a casi seis de cada diez individuos a los 60 años.

En el caso del CsA, entrar en la “fase de crecimiento” cuesta casi seis días en pruebas de laboratorio, mientras que el fármaco WAY-316606 tarda apenas dos días.

Por el momento se trata de un estudio experimental con muy pocos individuos, pero al menos ha demostrado mejoras respecto a los dos medicamentos aprobados en la actualidad contra la calvicie: el miroxidil y el finasteride. Ambos fármacos poseen efectos secundarios molestos y sus resultados son poco significativos, por lo que el trasplante de folículos pilosos es, de momento, la mejor opción en la actualidad.