Ellas toman la decisión

Varios factores entran en juego en la elección de pareja, afirmó Jorge Contreras Garduño, coordinador en México de una investigación internacional en torno a la evolución de la conducta y selección sexual humana, proyecto del que hablamos en la portada de esta sección.

Mencionó por ejemplo un factor biológico: las mujeres suelen elegir a las parejas más saludables porque así garantizan que sus hijos sean saludables.

El investigador mexicano comentó que esta es una conducta que se observa también en animales: los venados hembra eligen a los machos más fuertes, ya que son ellos quienes controlan el acceso a los mejores pastos, y así aseguran su alimentación.

De acuerdo con los resultados de la investigación, la creatividad como efecto de inteligencia también es un factor relevante al momento de elegir pareja, y eso sucede en seres humanos y otras especies como peces, aves y otros primates.

Se puede observar que en la mayoría de las especies, existen diferentes rituales para verse atractivos ante las hembras, porque son ellas las que seleccionan al macho con el que habrán de reproducirse.

El especialista, con amplia trayectoria científica en el estudio de selección sexual e inmunología evolutiva aplicada en distintos modelos (alacranes, insectos, cangrejos, nematodos y humanos), destacó que en la mayoría de las especies existen rituales para que los machos se vean más atractivos ante las hembras porque son ellas las que seleccionan a su pareja.

Afinidad

Definiendo las variables de elección de pareja en cada sexo, los investigadores se preguntaron si existe una elección mutua de pareja y de existir, cuál es la tendencia mundial.

De acuerdo con el estudio, los científicos encontraron en todos los países una preferencia por afinidad selectiva en términos de personalidad en general, es decir que a nivel mundial elegimos a las personas con personalidad similar a la nuestra y el modelo matemático reveló que estas preferencias podrían ser heredables.

Lo anterior “podría derivar en una coevolución de nuestras preferencias sexuales y podría ser así desde hace varias generaciones, por lo que no sería un atributo de la cultura actual”, señaló.

Sin embargo, el estudio también mostró variaciones dependiendo el país, y tal vez en cada uno hay condiciones que generen que la elección recaiga más en un sexo que en otro, por lo que los académicos evaluarán el papel de los índices de desarrollo humano y salud nacional para saber qué papel juega el ambiente en la elección mutua de pareja.

 

De un vistazo

Rostro masculino

Tomando en cuenta los datos de la investigación, los expertos descubrieron que existe una tendencia mundial al momento de elegir pareja: las mujeres prefieren rostros cada vez más masculinos. “En aquellos países que tienen menor índice de desarrollo humano (educación, salud, ingreso económico y esperanza de vida), hay una tendencia por elegir los rasgos faciales más masculinos, por ser el reflejo de la cantidad de testosterona en el hombre” , apuntó Jorge Contreras Garduño.

Los hombres

En el caso de los hombres y de acuerdo con los resultados de las encuestas realizadas en algunos países donde se llevó al cabo la investigación, la tendencia biológica es optar por los rostros femeninos, sin importar el índice de desarrollo.